Michelle Leclercq - Argentina en el mundo

“Estoy emocionada, con mucha energía. Es algo que no puedo creer, estoy preparándome todos los días tanto física como mentalmente para que sea una de las mejores noches de mi vida”, le contó a Frecuencia Básquet la artista que desde Texas será vista y escuchada por todo el mundo. “Mi familia está demasiado orgullosa, todos súper contentos, se van a juntar a verme”, continuó la joven que la peleó desde chica y hoy está ante el evento más importante de su carrera.

“Conozco a Manu y siempre lo vi como un ejemplo de un argentino que se mudó a Estados Unidos e hizo cosas grandes. Mi familia sigue el básquet y cuando yo era más chica mis abuelos me regalaron una camiseta autografiada por Manu”, manifestó Michelle en relación a quien será el agasajado de la noche.

La gente de San Antonio se contactó con ella hace tres semanas, un tiempo que le permitió “procesarlo, practicar y estar tranquila”. Ser parte de un guion glorioso para el deporte argentino y el básquet internacional no es cosa cotidiana, y menos para alguien que está dando sus primeros pasos como cantante.

“El primer día que me avisaron tenía una ansiedad que no puedo explicar, quería salir corriendo, que haya otro big bang y que se acabe el mundo, desaparecer del planeta”, compartió en torno a sus primeras sensaciones, aunque con preparación y el apoyo de la familia pasó a verlo “como una linda oportunidad y un honor”.

Del Work and Travel a un momento único

Michelle Leclercq nació en Buenos Aires y desde chica amó la música y sintió deseos de ir más allá de las fronteras del país. “Toqué el violín desde los 6 hasta los 13, siempre el piano y la guitarra y me encanta escribir canciones, es algo que me apasiona”.

“Cuando tenía 19 años, ya para 20, estudiaba en Argentina y mis padres querían que terminara la Universidad porque pensaban que era lo mejor para mí. Pero yo no quería, no me hacía feliz. Justo estaba muy de moda algo que se llama Work and Travel, que consistía en que ibas y trabajabas en un centro de sky o en algún otro lugar, y yo dije ‘voy a aprovechar a hacer eso, ver si me gusta la cultura y si me puedo mudar’”. Así conoció Estados Unidos y una llama nació en ella.

Si bien luego retornó al país, sabía que su vida estaba en el norte del continente y para ello ganó una beca y sumó esfuerzos. “Me moví mucho, y cuando uno quiere algo los planetas se alinean y las cosas terminan saliendo bien. La tuve que remar muchísimo”.

Ahora el mundo del básquet le rendirá homenaje a Manu Ginóbili, para muchos el mejor deportista argentino de la historia, y ella será protagonista de la noche. “Lo veo como una oportunidad para crecer como persona. Estoy muy contenta de que me hayan elegido a mí y espero que todos nos emocionemos”.

Michelle Leclercq